Existen varias formas de ahorrar en la factura de los servicios energéticos de la comunidad de vecinos, al igual que hay muchas otras para ahorrar en los hogares. Por ello, vamos a comentar 5 de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de plantearse el ahorro, aunque no sean los únicos.

Siempre es aconsejable realizar una reunión de vecinos para comentar las cosas que se pueden hacer para ahorrar en la factura eléctrica, indicando una a una todas ellas y votando para ver cuáles se pueden aplicar. En esta reunión es bueno plantear ideas y votar las que se van a aplicar. ¡Aprovecha las juntas y coméntalo con el Administrador de Fincas!

Ante todo es necesario concienciar a tus vecinos de que cuantas más medidas de ahorro se utilicen menos se gastará en los recibos de la comunidad y más poder adquisitivo se tendrá para aplicar a otros gastos. Además, se deben tomar las medidas necesarias para implementarlas lo antes posible, como es lógico.

1.- Ahorrar luz

ahorrar en luzYa que alrededor del 25% del gasto en electricidad suele ser de la iluminación, tomar ciertas medidas de ahorro puede ser muy beneficioso para la factura de la luz de todos los vecinos. Con los consejos que vamos a comentar se puede ahorrar un porcentaje importante, aunque ayuda mucho usar la luz de forma racional y sólo utilizarla cuando realmente se necesite.

Podemos conseguir ahorrar en iluminación en la comunidad de vecinos:

  • Utilizando bombillas de bajo consumo
  • Utilizando tubos fluorescentes
  • Sectorizando el alumbrado
  • Instalando detectores de presencia
  • Limpiando los elementos de iluminación
  • Utilizando leds en el balizamiento del garaje

2.- Ahorrar en agua caliente

Una parte del gasto de electricidad del edificio se debe al agua caliente (los edificios con calefacción central), por lo que además de hacer un uso racional de ella se recomienda tomar las siguientes medidas:

  • Proteger y aislar las tuberías
  • Con energía solar térmica
  • Revisando la temperatura
  • Cuidando y limpiando las instalaciones

De ella, una de las más interesantes (e incluso obligatoria en ciertos edificios) es la de utilizar la energía solar para este propósito, ya que puede ahorrar mucho consumo eléctrico.

3.- Ahorrar en calefacción

Además de elegir un buen sistema de calefacción (de nuevo para aquellos edificios con calefacción central o estufas en portal, escaleras, etc), es recomendable tomar las siguientes medidas de ahorro:

  • Elige la potencia adecuada (nosotros podemos ayudarte)
  • Hay que ir renovando las calderas más viejas, recomendable a partir de los 15 años
  • Cambia la caldera de gasoil por una de gas natural
  • Es interesante instalar contadores individualizados de consumo y/o por horas
  • Un buen aislamiento del edificio es esencial en todos los aspectos

4.- Ahorrar al utilizar los ascensores

ahorrar electricidad ascensorLos siguientes consejos ayudarán a ahorrar en consumo de los ascensores en la comunidad de vecinos, cada cual tan importante y necesario como los demás, aunque quizá la sustitución por antigüedad pueda ser la más difícil de aplicar por reticencias en asumir ese gasto.

Algunas medidas de ahorro para el uso del ascensor son:

  • Utilizar mecanismos de maniobra selectiva
  • Sustituir los viejos ascensores por unos nuevos más modernizados
  • Revisiones frecuentes (pagando una cuota por mantenimiento)
  • Con detectores de presencia
  • Haciendo un uso responsable de ellos (sin duda la mejor manera de ahorrar es subir o bajar a pie de vez en cuando, además de ahorrar harás ejercicio.)

5.- Bajando la potencia contratada

Muchos administradores de fincas y gran cantidad de comunidades de vecinos desconocen que bajando la potencia contratada pueden ahorrar una buena cantidad de dinero cada mes en la factura de la luz.

El problema es mayor cuando en la mayoría de los casos se tiene contratada por defecto una mayor potencia de la que necesitan, lo que hace que estén pagando de más sin necesidad, con el gasto de dinero que ello comporta. En nuestro caso nos ofrecemos GRATUITAMENTE a hacer un estudio sobre dicha bajada de potencia.

La nueva reforma eléctrica debería hacernos plantear la necesidad de conocer qué potencia contratada tenemos para ver si reducirla o no, ya que con ello podemos ahorrar bastante dinero mensualmente. Cuantos menos kW se tengan contratados menos aumenta el coste fijo del edificio, pero tener menos de los requeridos también es contraproducente, por eso conviene que un experto pueda determinar qué necesitas; nosotros siempre recomendamos a administradores de fincas o vecinos de la comunidad estudiar los datos del maxímetro para conocer si la potencia contratada es más de la que se necesita, con lo que veremos si se puede bajar la potencia, o ésta es suficiente para el edificio.

Be Sociable, Share!