Con el aumento del precio de la energía y otros gastos, cada vez es más importante ver cómo economizar en las facturas que pagamos en la comunidad de vecinos. Sobre todo teniendo en cuenta que muchas familias están pasando verdaderos apuros para poder pagar sus facturas a tiempo.

ahorrar luz comunidad de vecinosUna buena forma de ahorrar es reducir el consumo en iluminación y electricidad. Por eso, vamos a comentarte algunos consejos que te ayudarán a ahorrar en iluminación en tu comunidad de vecinos.

Un dato a tener en cuenta es que, del consumo eléctrico, un 25% corresponde a la iluminación. Un 40% correspondería a calefacción central, un 20% a agua caliente sanitaria y el resto a otros gastos, según datos de Gas Natural. Como vemos, aunque hay otros gastos a tener en cuenta, solo reduciendo la factura de la iluminación a la mitad se puede reducir considerablemente la factura eléctrica.

Ahorrar en la comunidad de vecinos con pequeños detalles

En primer lugar, la mejor forma de implementar todas las ideas que vamos a comentar es reunirse todos los vecinos, indicar y discutir formas de ahorro para implementarlas en la medida de lo posible y dejar espacio para nuevas ideas para ahorrar.

– Se puede ahorrar en la iluminación utilizando bombillas de bajo consumo que, aunque son más caras que las tradicionales, tienen un consumo mucho más bajo permitiendo con ello ahorrar a medio-largo plazo. Solo con eso puedes reducir el consumo de luz en un 40-80% desde el primer momento en que se instalan.

Utilizad las luces solo cuando sean necesarias y por la noche. De día hay suficiente luz como para iluminar las zonas comunes, por lo que no suele necesitarse dar al botón de la luz. A veces, se utiliza la luz por inercia, o por hábito. Evitando esto se puede ahorrar en la luz más de lo que a simple vista parece.

Tener limpios los sistemas de iluminación, como bombillas y lámparas es clave porque se pierde mucha luminosidad con el polvo y la suciedad. Además, si están sucios o con polvo, duran mucho menos y hay que cambiarlos con más frecuencia. Por eso, la limpieza también es clave para ahorrar consumo en la comunidad de vecinos.

– Elegir la tarifa adecuada para la comunidad de vecinos y bajar la potencia contratada en el edificio pueden ser acciones que permitan un gran ahorro en la factura, y de hecho son elementos esenciales a tener en cuenta.

– Otra de las medidas de ahorro aconsejables por los expertos es revisar la potencia contratada para comprobar si no es más de lo que se necesita para la comunidad. Hay que estudiar muy bien, analizar el consumo y decidirse, pero conviene valorarlos como opciones de ahorro muy buenas.

– También puede ser ventajoso unificar suministros si hay varios proveedores.

¿Obras, mejoras?

Una buena forma de ahorrar, aunque esta ya es más costosa de implementar, es la de instalar detectores de presencia que iluminen solo las zonas transitadas, aunque también se pueden programar para que se enciendan las luces que se quieran y solamente cuando se necesite. Cuando se da al interruptor, en ocasiones se acaban encendiendo luces que no prestan servicios, y además por un descuido se puede olvidar apagar la luz. Los detectores de presencia pueden suponer un ahorro de un 5-15%. Por otro lado, utilizar sistemas de temporización para que las luces se apaguen después de un tiempo prefijado es además una excelente idea.

En el garaje, se pueden instalar leds en las luces de balizamiento, ya que tienen una vida más útil y permiten un gran ahorro.

Además, en zonas poco accesibles se puede recurrir a las lámparas de inducción.

Si no se ha hecho ya, a la hora de volver a pintar las zonas comunes es recomendable utilizar el color blanco para las paredes, o colores claros, ya que este tipo de colores dan una mayor sensación de amplitud e iluminación en los espacios.

Algo que no se puede hacer en todas las viviendas, pero que es interesante, es usar energía solar térmica para el agua caliente sanitaria, algo que además es ya obligatorio en las viviendas de nueva construcción.

En cuanto al ascensor, además de una correcta selección de él, conviene instalar un mecanismo de maniobra selectiva para reducir los viajes con el ascensor vacío. Los detectores de presencia en los mismos ascensores también son una acción viable y beneficiosa.

Cualquier medida de ahorro, por muy pequeña que sea, siempre suma y es ventajosa para el bolsillo de la comunidad en general y los vecinos en particular.

Be Sociable, Share!